Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2013

Vivir Inteligentemente

Ir en busca de la novedad, el desafío, ser creativo; perseverante y encajar dentro de un modelo de sociedad, siendo en este, una de las cabezas visibles  Logra por si mismo que una persona enfile sus pasos por el sendero del éxito.   Si usted es de los que ha decidido destacarse y salir de la rutina de verse como “uno más” al interior del modelo social, debe practicar de manera constante estas destrezas, tanto como le sea posible. Llegar a regirse por esta directiva de vida. Recuerde: novedad, desafío, creatividad, perseverancia y sociabilidad. Llevadas a su nivel máximo, lo conducirán a donde probablemente siempre había anhelado llegar. Las personas exitosas son inquietas, viven ocupadas en múltiples actividades, y siempre están en busca de nuevos retos que conllevan a nuevos dominios y por ende a un incremento de los diversos tipos de inteligencia. En ellos esto se hace hábito y finalmente personalidad. La apertura a nuevas experiencias, la extraversión, la búsqueda constante de inform…

Evolución Mental y Autoconocimiento

Buscando el bien de nuestros semejantes, encontramos el nuestro. Platón.

En los procesos biológicos que se suceden al interior de la naturaleza, los seres vivos se desarrollan desde su nacimiento hasta alcanzar la madurez por medio de grandes cambios estructurales y fisiológicos. En el hombre no es diferente. Sin embargo, tan importante como esto, es la otra capacidad de la que está dotado; la de cambio y evolución de su conciencia, su inteligencia emocional. Y al igual que en la genética, la capacidad de convertirse en un símbolo de cambio, crecimiento y transformación. No ha y estados mejores ni peores en la vida de una persona, simplemente, la vivencia de diversos procesos de aprendizaje, su camino a la evolución. En esta etapa cada uno de nosotros será diferente, lo importante es advertir el punto en el que estamos y aquello que podríamos ser en el futuro, a medida que las diversas experiencias nos enriquecen. De forma consiente o no, estamos adquiriendo conocimiento constante, avanza…

Alegrarse y celebrar la Vida

Hoy decidiste alegrarte la vida liberándote de aflicciones y culpas, y en buena medida lo has logrado. Te diste cuenta que no siempre tienes la razón y que además del negro y el blanco, existen también otros matices en la vida. Que las demás verdades también son valederas y que puedes ponerte en los zapatos de otro; que a veces puedes ajustarte a la norma y aprender de ello, Hoy te diste cuenta que puedes ayudar a otros, sin incluirte de lleno en sus conflictos, y que las cosas a veces son menos trascendentales de lo que imaginas. También aprendiste a ver el lado positivo de todo, este día te alejaste de trivialidades y obsesiones e intentaste resolver las dificultades con una sonrisa y aquello que no conseguiste, lo dejaste en un punto que te permitirá lograrlo mas adelante. Hoy te perdonaste, te diste cuenta que realmente no llevas tantas culpas a cuestas; dejaste de autocompadecerte y te hiciste fuerte; no culpaste a otros de tus cuitas, por el contrario, las enfrentaste con donaire,…

Viviendo en la Ley de Causa y efecto

Si siembras un gran árbol bajo un tejado, probablemente, este crecerá torcido y marchito, al no tener espacio ni luz donde crecer. En la vida social, familiar y laboral nada es fruto del azar, siempre existirá una relación entre lo que hiciste y lo que vendrá enseguida. La suerte es solo un concepto. Quien juega lotería tendrá oportunidad de alcanzar un premio, quien no lo hace simplemente no ganará, tan simple como eso. El azar es en ocasiones la justificación para encubrir la realidad de nuestros desaciertos o incluso de nuestros grandes aciertos. Tan razonado que pareció convertirse en una norma de vida. Pero la realidad es que toda causa genera un efecto y todo efecto tiene origen en una causa.  Algunos lo ven como un “ajuste” de los pendientes para retornar a la armonía, como la compensación a las faltas cuando desconocías lo que sabes ahora. Empero, es preferible tomarlo como un aprendizaje. Por ejemplo: si estudias tendrás más oportunidades que otros, si eres decidido el éxito ll…

Valorar a los demás

Si eres de los que nunca valora a otros, irás por el mundo creyendo que nadie te valora a ti. Sin duda lo que sale de tu boca dice quien eres. Ver con buenos ojos a quienes te rodean es un indicador de que tan feliz, activa, y estable es tu vida. Si eres de aquellos que no critica sino que educa, no juzga, por el contrario apoya y orienta; es muy probable que vivas a gusto y tranquilo. Lo que dices a los demás, en el mundo del subconsciente, es lo que piensas de ti mismo. Una percepción positiva del resto de las personas, indica el grado de satisfacción con nuestra propia existencia. Cuando percibes positivamente a otros, siendo feliz, optimista, sociable, estás fortaleciendo tu personalidad y creciendo emocionalmente. Valorar a las demás personas, redunda en la obtención de información que es necesaria para nuestro desarrollo social; de algún modo es dar lo que recibes. Eres una personada bien adaptada al entorno, y te haces más atractivo a los ojos de los demás. Vivir y dejar vivir, en…

Vibración del Pensamiento e Interrelación

El universo funciona como un todo interdependiente, en el cual cada movimiento o vibración es conexo a la raíz de todo, ese algo que llamamos Dios, y al cual adjudicamos diversos nombres. Todos los seres vivos estamos relacionados con esta fuerza y a su vez interrelacionados entre nosotros mismos. Como una gran red de conciencia global.  El pensamiento es una forma de vibración energética, nada puede ser ni manifestarse sin la acción de las diversas formas de energía y las leyes que las gobiernan. Todo anhelo, sueño o expectativa acciona determinadas vibraciones mentales, puesto que es la mente la fuente creadora de cada pensamiento, por consiguiente, también de toda realidad; manifestada por medio del vehículo físico llamado cuerpo, que a su vez es impulsado a actuar por la manifestación de esa vibración conductora. Por cabal deductiva, cada pensamientos bueno o no, genera un resultado equivalente constructivo o destructivo. Como sabemos las leyes de la naturaleza no pueden medirse sobr…

El Poder de Las Frases y los Gestos

Los grandes nombres de la historia, están generalmente asociados a una frase o un acto, cuyo contenido ha sido capaz de cambiar el curso de la humanidad; salvar vidas, inspirar luchas. No cabe duda que la palabra y los gestos tienen un poder enorme, que convertido en frases y hechos hace girar al mundo. ¿Pero que hay de esas frases y acciones cotidianas? De aquellas que se dicen o se callan, se hacen o se evitan; las que vienen provistas de mentiras o verdades. Las que no debemos buscar al interior de un libro para sentirnos conmovidos, alegres, tristes, afectados o motivados. Esa palabra y ese gesto que brota de los labios de tu hijo, pareja, padres, amigos o vecinos. Realmente ¿Las personas hacen una pausa, antes de dejar escapar aquellas letras que emergen del fondo de su garganta y en forma de sonidos instituyen palabras y frases? O ¿Meditan antes de fruncir un seño, lanzar una bofetada o brindar una caricia? Si todo lo que debió decirse se hubiera dicho y todo lo que tuvo que obviar…

Año Nuevo, Vida Buena

Comienza un nuevo año y los buenos propósitos están a la orden del día. Cambios, crecimiento, sueños y expectativas por cumplir. Lo importante, por supuesto, es que la mayoría de estos propósitos lleguen a cristalizarse. Y no queden en el tintero de las buenas intenciones o en palabras lanzadas al aire. Adelgazar, hacer ejercicio, aprender un nuevo idioma; cambiar de trabajo, iniciar una carrera. Y es que de alguna forma el mensaje psicológico que envía el cambio de año, es a su vez el cambio para nosotros mismos; la modificación de hábitos y patrones de conducta. El nuevo año nos invita a reflexionar, a replantear nuestra realidad, a dejar a tras una vida rutinaria, a interiorizar anhelos. Es importante entender durante el inicio de cada nuevo año, lo que queremos para  nuestra vida, establecer metas e ir a por ellas. Dejando de lado la existencia plana, que debe quedar en el recuerdo de los pendientes que dejó el año que se va. Debemos también entender que un año puede no ser suficien…