Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2015

Descubriendo la felicidad

Sé un observador placido, siempre placido. Vendrán triunfos y fracasos, serás admirado y desdeñado, respetado o ultrajado, porque la realidad que habitas, hoy, es un plano de dualidades. Pero tú, sigue observando, hasta ser una tercera fuerza, una dimensión nueva de sabiduría. Se placido en lugar de ser feliz, porque la felicidad tiene una antípoda: la infelicidad, y puedes verte tentado a caer en ella. La placidez por el contrario no tiene opuesto, es serenidad, sosiego. Disfruta de ti mismo sin buscar razones, porque las razones vienen de afuera, empero, la complacencia es un estado propio, introspectivo. Recuerda que el bienestar no tiene que ver con lo que tengas o no tengas, sino con lo que eres. Contrario a lo que piensas, acumular muchos bienes, puede aumentar las preocupaciones y problemas, pero no la felicidad, lo uno no tiene relación con lo otro. Abandonar o aferrarse a algo o alguien, no generará ningún efecto, si no realizas tu búsqueda interior. La búsqueda exterior ya l…

El camino hacia la luz

Hay vida y manifestación de ella por medio de la vibración energética, llamada sentimientos y emociones. En el principio el verbo o pensamiento lo era todo y es el quien gobierna las vibraciones mentales, es decir, los pensamientos y emociones del alma. El deseo se convierte en acto, en el impulso de la emoción; la mente controlada por el espíritu genera el pensamiento que luego es acción, la manifestación se armoniza y el pensamiento se convierte en algo palpable de vibración positiva o negativa. El espíritu de la naturaleza abarca el espíritu del individuo, este es imparcial e impersonal; su manifestación abarca los dos extremos de una línea de sugestión positiva o negativa y está asociado al pensamiento del alma, el deseo. El espíritu denomina la manifestación de esas vibraciones en conceptos de positivo o negativo, benéfica o nociva, conforme el efecto que generan en el pensamiento, determina la actividad y la construcción del pensamiento palpable. El camino de las vibraciones abarca…