Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2015

Toma lo bueno del día

Toma lo bueno del día, no te arrebujes en la tristeza, si fueparte de la jornada recuerda que, existe un antídoto llamada alegría. Haz de ella tu firme compañía, acéptala y aprende todo lo bueno que enseña. Toma lo bueno, seguro alguna sonrisa trajo consigo, y un nuevo sueño se forjó este día. No cierres el paso, eres libre de elegir lo que quieras. Aprende del llanto y la rabia, muestra que has descubierto sus caras opuestas; que entiendes que el gris también necesita del blanco. Que la oscuridad no existe, es tan solo la luz que se ausenta un momento. Toma lo bueno del día, y si un camino se atasca, descubre los cientos que están a su lado. Toma lo bueno del día, refresca tu alma en los días nublados; regálate una sonrisa y vuélvete también la sonrisa de otros, ellos estarán agradecidos. No retrocedas hacia caminos que ya conoces, si seguiste avante, fue la medida acertada.  Si dejas brotar una lagrima que sea para liberar la tristeza y dar paso a un torrente de dicha. Se parte del en…

Empatía y compasión

La empatía y la compasión son indicio de ir por el camino de la evolución social y moral, es decir, empezar a percibir que no hay nadie mejor que otro, inferior o superior de sí mismo. Es la seguridad que brinda saber, que no se sabe todo; que no siempre es necesario presumir sabiduría para tenerla.
En el mundo solo hay un tipo de personas, las que crecen y aprenden a diario, no existen eruditos sin nada que aprender. No es conveniente caer en la tendencia de calificar a las... personas, menos juzgar su forma de pensamiento. La valía de las relaciones sociales está en comprender que la propia conducta es el mayor aporte que se hace a otros, incluso, en el entendimiento de sus prejuicios y creencias. Siempre encontraremos a alguien que pensará distinto, no por ello, la verdad es propiedad de alguno; puesto que el mundo es de matices multicolor. Son las diferencias lo que enriquece a la especie humana, ni todos somos iguales ni debemos serlo. El cambio constante, la capacidad de intuir…

¿Qué es la belleza?

Perseguida, necesitada y anhelada por generaciones, la belleza, sigue siendo algo intangible. Es absurdo erigir un modelo de belleza, un canon para definirla; tal cosa no existe. No hay normas ni reglas preestablecidas, no existe camino hacia la belleza. Es simplemente un sinfín de estímulos que trasciende toda reflexión. La belleza nada tiene que ver con el culto superfluo y vanidoso de la sociedad moderna. Ni siquiera en el arte es posible acertar un con...cepto aritmético de belleza, esta, supera cualquier intención de ser contenida, valuada y circunscrita. Ciencia, filosofía, antropología, psicología, y cualquier otra disciplina humana, escasean en herramientas para mutar la belleza en algo contrario a su naturaleza intangible. Simplemente, la belleza es superior al entendimiento y la retórica. Es disfrutar la armonía sugestiva de un cuerpo, las facciones de un rostro, la tesitura de un cabello; el roce de unas manos, el contorno de unos labios. Admirar y extraviarse entre mundos …

El patriotismo exacerbado

El patriotismo exacerbado, constituye un fingido argumento para persuadir al pueblo, mediante el uso de sus sentimientos, alegrías y frustraciones; en lugar del uso de la razón y la coherencia. Su uso por parte de políticos, medios de comunicación y empresarios, condiciona la formación de expectativas. Es una fingida luz para los menos afortunados quienes, por cualquier razón, han sido abandonados en la sociedad sin una misión, misión esta que el manipulador de turno pondrá en sus manos.

Germán Camacho López

Una especie sin nombre

Existió una vez una perspicaz sociedad, en un pequeño planeta azul, de una galaxia llamada la “via lactea”. Una sociedad sabia en el arte de la crueldad, cuya economía sostuvo por sobre la existencia de inocentes a quienes llamó animales o, incluso, sobre sus propios congéneres. Una sociedad profunda en ignorancia, que privilegió la destrucción de su entorno y se amigó hondamente con algo a lo que llamó dinero. Cuya desidia descargó en manos de un Dios imaginario su existencia, sin entender que Dios es: río, árbol, aire, animales jugueteando libres en una pradera; ternura y caricias de seres queridos. A quien la avaricia le ganó el juego, ennobleciendo los lujos por encima de la vida. Aquellos instruidos en la mediocridad, la vanidad y la hipocresía, con un existir tan vacío que el llanto fue su egoísta constante. Quienes pintaron de idearios matices su realidad, con la única fortuna de ser demasiados como para lograr extinguirse. Seres sin identidad regocijados en falsos agoreros y c…