Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2015

¡A usted lo están manipulando!

La fuerza de las noticias enlaza el mensaje directamente con el subconsciente, modificando la percepción de la realidad con elementos manipulados que, generalmente, no reflejan la realidad en toda su dimensión, y a la vez impiden un acto reflexivo. Solo se trata de entregar al televidente una realidad tajante, exista o no, sea verdadera o fingida.
Los medios de comunicación son controlados por grandes conglomerados económicos, sus propietarios son aliados de los gobiernos y de las instituciones que les beneficien y permitan mantener su poder.
Para la mayoría de los ciudadanos tener un televisor es indispensable, una herramienta que facilita el arribo de aquel intruso aparentemente inofensivo, que son los medios de comunicación, pero que a la postre se convierte en el integrante más influyente de la familia. En el dictador que instruye de manera rígida el pensamiento de los ciudadanos. Entremezclando, publicidad, noticias frívolas, acentuando las de contenido violento, y ajustándolas a s…

Enséñales a no creer

Deja a los más pequeños fuera de tu juego de culpas y miedos. Aprende a educarlos tú mismo y no legar en otros, tan importante responsabilidad. Ensénales a vivir sin tus paradójicos rituales. Déjalos imaginar, soñar, ser ellos mismos, elegir sus amigos; respetar los seres vivos. Aplaudir a un artista y no a una secta religiosa, elogiar a sus maestros y no a políticos corruptos. Deja que cultiven su ser espiritual lejos de las banalidades del dinero. Enséñales a no creer en la estructura social que te impusieron. Libéralos de dogmas y creencias. Déjalos creer en sí mismos y hacer las cosas a su modo. Entender que Dios, no es artilugio para justificar los errores humanos, sino toda la fuerza vital del universo en todo tiempo y forma; que no habita entre ladrillos ni coronas de oro, y que todos somos parte de su ser. Enséñales a disfrutar el sol y la lluvia, y a no creer en discursos de líderes codiciosos. Deja que te amen y ámalos a tu modo, en igualdad y respeto. Enséñales a no sentir …

El fanático

Estamos rodeados de fanáticos de todo tipo: religiosos, políticos, de algún deporte, ideología, sistema económico, cultural, y hasta del entretenimiento. La mayoría de personas padecen algún fanatismo crónico, apasionado y pertinaz en sus creencias. Algunos de ellos llegan al punto de cometer atrocidades. Estos sistemas de creencias enfermizos conducen a la intolerancia y el rechazo hacia quienes lucen o piensan distinto. Los fanáticos tienen una concepción torcida de los valores, son como animales de optimizadas granjas edificadas por la política, la economía, la religión y los medios de comunicación. La manipulación ideológica aparece desde que somos niños, imposiciones de creencias que se transmiten de generación en generación. Las personas no necesitan estamentos políticos, religiosos ni económicos para ser buenos ciudadanos, pero sí: valores, entereza, respeto por la vida; por las diferencias, sentido común, liderazgo. El fanatismo está colmado de falsedades ideológicas, y de ta…