Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2015

Novela los ángeles van a cualquier lugar, menos al cielo

Los viajantes eran esencialmente vegetarianos. Se alimentaban de todo aquello que brotaba de la tierra y sabían distinguir bayas, frutos y semillas venenosas. Los animales que llevaban consigo solo los utilizaban para obtener la leche, y el cerdo que llevaban encerrado era más una especie de mascota resguardada para no terminar en los fauces de un depredador. El agua que encontraban era también para sus animales, a quienes adjudicaban, idem, derecho como a las personas.
Y aunque su provisión de agua fuera escasa en algún momento.
Sabían que podían obtenerla en otros lugares, era como si las
profundidades de aquel terreno yermo fuera una gran ensenada.
Al partir acostumbraban dejar señales para que otros grupos
itinerantes pudieran hallar fácilmente el lugar. También dejaban semillas y granos que pudieran preservarse y resultar de utilidad para otros.
Las mujeres transformaban los granos de trigo, cebada, centeno
en una harina que servía para hacer batidos, o tortas, y junto con el arroz, las…

Novela los ángeles van a cualquier lugar, menos al cielo

Sinopsis:

Germán Camacho López, relata en ese libro una aventura fascinante: el viaje de un hombre alado, a través del simbolismo del infierno, el limbo y un cielo que se les escapa mientras no encuentre el amor, que es al mismo tiempo la búsqueda de sí mismo. A través de su viaje, el personaje central, encontrará aliados,  enemigos, y la indiferencia de una urbe que como una víbora lo engulle todo. Un aprendizaje tortuoso, a lo largo de una extraña peregrinación por la mente humana, al fin de encontrar una autentica redención más allá de la sociedad y sus contradicciones morales. https://www.smashwords.com/books/view/599492



Cuando me hice vegano

Cuando me hice vegano…
Fue una tarde cuando vi a una bellísima madre mugiendo para llamar a su cría. Como un interruptor algo se activó en mi cabeza, me di cuenta en ese instante que emprendería un camino totalmente desconocido: yo mismo era el primer vegano que conocía. Lo primero fue valerme del internet para averiguar en qué consistía la alimentación vegana, y empecé a darme cuenta del horror que emergía con cada nueva consulta: toda la sociedad humana se instituía sobre la crueldad hacia los animales, ya no era solo asunto de alimentación. Mi ropa, productos de aseo, colonias, detergentes, incluso, el alimento de mi mascota…todo estaba asociado a la tortura y muerte de un animal. En principio me sentí agobiado, ¡cómo pude haber ignorado esto por tanto tiempo! Así me despedí de  todo tipo de carnes, lácteos, huevos, miel; algunos de ellos mis alimentos preferidos. Una semana después ya me sentía todo un vegano, pero el camino era más serpenteado de lo que creía: Debía pasar largos min…