Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2016

Sé la oveja verde, roja o azul o simplemente deja de ser una oveja

Cada quien tiene su propia versión del mundo y la vida, como resultado de sus experiencias. Cuando se entrelaza esas versiones empezamos a crear una nueva realidad con nuestra pareja, hijos, padres, hermanos, familiares y amigos. Una perspectiva interesante en tal convergencia.
Si bien, hemos crecido en un mundo estandarizado, de clones, esclavos, simples números en líneas de producción para mantener el sistema. Educados con fines específicos, sin motivación. Con verdades que nos han mostrado como simples estratagemas. En cada uno está la capacidad de reconocerse, salir de la masa y ser libre. Abandonar el redil convertido en una oveja verde, roja o azul, o definitivamente dejar de serlo. Para lograrlo, es necesario llevar la contraria, tener la valentía y el compromiso de ser diferente, o ser tú mismo, único y genial. Descubrir nuevos caminos, estar en movimiento. Si quienes lideran el mundo, si incluso nosotros mismo fuésemos honestos, intentaríamos siempre que la verdad saliera a fl…

Deja de ser un esclavo

Cuantos de ustedes sienten a diario que no son dueños de su propia voluntad ni responsables últimos de sus acciones y pensamientos. El esclavo moderno ha perdido la posibilidad de actuar como persona, de ser libre, responsable de sus actos. Vive como un alienado religioso, político, social, y económico. Hombres explotados por hombres, sujetos productivos victimas del engaño social, entregando el producto de su trabajo e intelecto. Una explotación sin razón natural, puesto que la naturaleza humana es libre. La sociedad actual convierte a las personas en objetos, mercadería; genera desigualdades y, sobre todo, deshumaniza. El ser humano actual no vive su labor cotidiana como parte de una realización personal. No trabaja para sí mismo, sino para sobrevivir, ese trabajo beneficia solamente al dueño de la riqueza. Lo convierte en un simple instrumento, un medio de producción. Tal explotación genera divisiones sociales, discriminación, segregación y marginalidad. Clases sociales antagónicas…

Ama, vive y perdona

Ponte frente al espejo, mira fijamente tus ojos y repite que te amas, te aceptas, respetas y disfrutas del tiempo contigo mismo. Mira fijamente, sé compasivo, empático; escúchate, interioriza la bondad que surge de ti. Libérate de egoísmo. Sé hermos@, san@, capaz, brillante tal y como eres. Una vez que consigas ver, entender el amor y la belleza que hay en ti, podrás amar a otros. Nada ni nadie puede dañarte, eres un ser espiritual eterno. Olvida cada frase, palabra o gestoque te haya lastimado, déjala en el pasado. Perdónate, para seguir adelante. No cargues el peso innecesario de la rabia, la ausencia, y el olvido. No seas severo, viniste a enseñar, a aprender de ti mismo, a aprender de otros. Toma en tus manos la bondad que brota de ti, entrégala como un regalo y recibe la recompensa que viene consigo; la tranquilidad, los abrazos, la sonrisa; el cariño, la compañía, la comprensión. Este día, libérate del rencor, de verdades absolutas, de prejuicios y creencias arraigadas. Tu madre…

Agradece siendo una fuerza de amor y respeto

Basta de golpes de pecho. Aprende a vivir. Baila, canta, ríe; disfruta tu tiempo como un ser físico, reconoce lo que el creador ha dispuesto para ti. Luego, trascenderás y llegará la eternidad. Olvídate de templos fríos, lúgubres y oscuros que la mano del hombre ha construido. Dios no tiene empresa inmobiliaria; su casa son las montañas, ríos, playas y bosques; es a través de los animales, plantas, aire, agua y demás personas, como expresa el amor de su creación. Deja de culpar al creador universal por sentirte miserable, agobiado y confundido. No hay nada malo en ti, no eres un pecador, ni empujas una carreta de culpas y vergüenzas. No hay nada malo en tu color de piel, origen, condición económica o sexual. Expresa tu amor, gozo y alegría siendo quien eres. Olvídate de las mentiras que te han dicho, los miedos inculcados, los castigos impuestos. Eres libre. No te fanatices en textos devenidos de intereses particulares, encuentra a Dios (o como quieras llamarle), en el amanecer, el ciel…

El ser espiritual

El cuerpo físico es una especie de envoltura o vehículo que permite actuar al yo o ego, en una región determinada del universo infinito. Con un objetivo y en un momento dado. El cuerpo físico es transitorio, muy breve; se desgasta y tales cuerpos son renovados, en diversos planos y formas del multiverso. Sabiduría, conocimiento y acopio de experiencias es la búsqueda del ser espiritual. Cuando ese ser espiritual abandona el sueño de la materia se hace libre y reconoce en lo que antes llamó realidad, solo una proyección de su mente. En el plano físico que llamamos vida es necesaria la aceptación de las cosas como reales, siendo en verdad un punto de vista. Al trascender cosas tales como: la tristeza, agobio, ira, desasosiego, ambición, desaparecen. Se alcanza entonces la libertad, el conocimiento profundo. El retorno a la verdadera naturaleza espiritual. Todo está interrelacionado. La energía espiritual como una gran fuerza amorosa sin raza, religión, sexo, especie o nacionalidad. Como …

Siendo tú mismo

Deja que el dolor llegue y pase sin aferrarte a él. Sé quién eres cada día, no te conviertas en un reflejo de tu pasado. Libérate de culpas y ansiedades. No te afanes por el futuro, solo intenta que tu ser espiritual evolucione hasta el último instante en este plano temporal. Recuerda que la espiritualidad no es definida por las religiones, es tu derecho creer o no creer. Rinde cuentas solo a ti mismo, aunque siempre desde el respeto a los demás. Ten pensamiento crítico, cuestiónalo todo, incluso a ti mismo y tu comportamiento. Evalúa tus acciones con objetividad. Encuentra el triunfo, incluso, en el fracaso; la enseñanza que siempre conlleva. No te definas nunca por tus bienes materiales ni tu belleza física. No te conviertas en la actividad que realizas, ni conviertas a nadie en eje de tu existencia. Vive en tu vida, en tu propio poder. No interrumpas las reflexiones de otros, aprende a escuchar sin rebatir hasta que tu interlocutor concluya, entonces, da tu opinión desde tu propia …

Sé feliz con tus decisiones

Sé feliz con las decisiones que tomes sin buscar la aprobación de los demás, libérate de la rabia; haz la paz con quien alguna vez te lastimó, aprende a aceptar esa disculpa, incluso, la que nunca llegó. Acepta tu cuerpo tal como es: flaco, gordo, alto o chaparro; siempre que estés sano por fuera y por dentro. No busques la perfección en otros, ni hagas una lista de ideales respecto de tu pareja, familia o amigos. Encuentra las personas adecuadas para ti y dales tu cariño sincero. No seas codicioso, ni ansíes el mundo del lujo, solo erige el mejor mundo para ti. No anheles riquezas materiales, ni permitas que el dinero condicione tu vida; por el contrario vive en lo que te apasiona, pues todo lo demás ya ha sido creado. Se creativo, aprecia tu vida y alcanza tus metas sacando el mayor provecho al día. No inventes excusas para empezar aquello que quieres. Deja la terquedad, aunque tengas gran conocimiento, alguna vez no estarás en lo correcto. Sé menos obstinado y más abierto a aprende…

Descartando dogmas

Así nos enseñaron, a vivir creyendo en dioses de papel; en fabulas infantiles. A vivir en el conformismo, en la ausencia de pensamiento crítico; en el desdén a tomar una postura. Nos habituaron a paradigmas absurdos, a no cambiarlos nunca; a diferencias sociales, a la opresión del estado, a la rabia hacia el prójimo. Mira a tu alrededor: si no ves las cadenas, muros y alambres de púas guindados a tu alrededor es simplemente porque eres un esclavo conforme; aferrado a las migajas que manipulan tu mente. El mundo humano es una construcción enfermiza. Si no hubiese un alma eterna, esta bazofia social que erigimos seria el mayor sinsentido de vida. Vergüenza debería generar dividirnos en clases sociales, pretender que el trabajo de unos es más valioso que otros; que la felicidad se alcanza frente a una pantalla y el amor se consuela con dólares. Vergüenza tendríamos que sentir por un sistema educativo que forma lacayos, y por creer que la religión, el gobierno y la economía es el único mun…