Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2016

La experiencia presente

El ayer no debe existir para ti, solo podrás tomar de él su enseñanza, pero la realidad física de ayer escapa de tu alcance. Eres distinto, has cambiado. El cielo, el árbol, tu pareja, tus amigos, tu mascota, el mundo es diferente de lo que viste y percibiste ayer. Olvida la imagen que tenías de todas esas cosas, no incorpores lo nuevo en lo viejo; mantén tu mirada en el maravilloso presente, el único tiempo que existe. Amplía esta premisa y has que abarque tus hábitos, costumbres, ideas, tradiciones, recuerdos; con tu nueva mirada libera tu pensamiento. Aprende a ver el árbol hoy, la sonrisa hoy, como la nueva experiencia que es. No dirijas tu pensamiento al pasado, pues siempre eres presente. Libera tu mente. Libera el residuo de la experiencia de ayer para recibir lo nuevo de hoy. Deja que los pensamientos, sensaciones y sentimientos de ayer se diluyan en ese pasado. Disfruta la novedad que trae el momento presente. El amor, la alegría, los sueños no son hábito, tradición o recuerd…

Solo existe un tiempo: hoy.

Todo es temor, los niños temen, los adultos temen, los ancianos temen. Y en tanto haya miedo no habrá libertad. Los países crean armas por miedo a ser agredidos, entonces su peor temor se hace realidad, sobreviene la guerra. La gente consume carne por miedo a la enfermedad y su temor se hace real cuando enferman. Las personas sienten celos por miedo a estar solos a tal punto que agobian a su pareja obligándole a marchar, así terminan por estar solos. El miedo jamás ha generado algo positivo. El instinto de supervivencia es necesario, el temor no. El temor es la antípoda del amor y ustedes quieren vibrar en amor, pero es justamente ese miedo lo que lo impide. Toda imposición, toda regla, todo dogma, toda creencia busca infundir temor; existe un mundo de normas para hacerlos desdichados. Pero ustedes tienen derecho a ser felices, ustedes saben en el fondo de su ser las cosas que los hacen felices. Vayan a buscarlas, a encontrarse con ustedes mismos. Está en sus manos, no en manos de otr…

Liberando tu mente

El ego busca encontrar seguridad económica, social, emocional. Es su instinto de autoprotección. Si somos bondadosos, si amamos sin ningún interés no hay ego. Sin embargo, cuando decidimos ayudar o amar a alguien y utilizamos esa acción para satisfacernos, para enriquecernos emocionalmente, surge el ego; ya no se trata de compasión o de amor. Así, surge el temor, el deseo de poseer, el conflicto. Lo que quiero hacer en pro de un objetivo económico, moral, intelectual.  Nace el pensamiento de lo que tiene que ver conmigo, con lo que quiero; el “ego”, predomina, y el pensamiento se vuelve autoprotección.   Ya sea para proteger, descartar, aceptar o negar, el ego direcciona nuestra vida, nos invita a “preocuparnos” por nosotros mismos. A protegernos, ganar, ser amados, alcanzar el éxito, ser virtuosos, felices, hermosos. Pero el pensamiento como “ego” no da resultados, seguimos aferrados a él, en nuestras relaciones hay conflicto porque cada uno tiene su forma de ver, creer, sentir. Tememo…