Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2016

Realidad interconectada

Percíbete a ti mismo, tus emociones y motivaciones, al tiempo que aprecias la profunda conexión con todas las criaturas. Recuerda que la armonía no está solo en ideas afines, sino también en la divergencia y la pluralidad. Es ahí donde surge la empatía. Habla, comparte ideas, pensamientos y expectativas, genera confianza. Entiende a los animales como tus semejantes. Rechaza toda violencia. Reconoce el carácter de los demás al escucharlos. Recuerda que todo es energía: personas, animales y plantas; el planeta es un ser vivo que debe ser protegido. Experimenta ese mundo de vibraciones sumamente enriquecedor: viento, sol, lluvia, montañas, aromas, plantas, sonidos que se conectan generando una profunda paz. Las emociones del mundo son las tuyas propias; las soluciones, respuestas y conocimiento están en ti. Somos armonía, felicidad y risa cuando queremos serlo, cuando conectamos con el entorno, y sus formas de vida. Cuando sabemos respetar esa energía, amor incondicional y pureza. Vive s…

la capacidad de reconciliación

La capacidad para reconciliarse demuestra el talante de las personas, su inteligencia emocional y empatía. El resentimiento es clínicamente reconocido como una patología con diversos grados de agresión y violencia. Muchas personas buscan que simplemente se les reconozca el daño que sufrieron y responsabilizan a su entorno o a la sociedad por ello. Esperan siempre una restitución por el dolor sufrido, hasta convertirlo en un círculo vicioso. El resentimiento les da de alguna manera impunidad para comportarse a su antojo. Se convierten en víctimas perennes aun cuando su conducta genere más daño. La reconciliación a nivel familiar, social y político, es necesaria. Sin embargo, no es un mandato sino una decisión personal. Es la oportunidad de abrir la puerta a una nueva vida, impedir que el pasado se cierna como una sombra que controla todo. Es renunciar a la retaliación y sus consecuencias, al derecho subjetivo de tomar revancha, rompe la relación de poder del uno sobre el otro. De lo co…

Reflexión sobre la guerra

La guerra provoca un enorme daño moral a la sociedad y las posibilidades se reducen al pensar que no está en nosotros cambiar al mundo. De pronto, se favorece la lucha, alejándose de la compasión y la empatía. Queda claro que los manifiestos que se defienden son los del egoísmo. El mayor atentado contra la moral y la convivencia es la guerra, indicador máximo de la sed de poder. Legitimar la violación del derecho fundamental a la vida ¿en que nos convierte?, pero lo hacemos a diario ¿En verdad pensamos que todavía somos humanos?. Hace mucho dejamos de serlo. La guerra se libra a diario contra animales inocentes, contra el planeta, sus ríos, bosques y mares. La guerra se libra entre nosotros mismos. La degradación de los principios morales como imposición social, nos ha impulsado a una ideología de barbarie. La guerra evidencia la crisis ética de la humanidad, la cuarentena de la bondad, la caída de una especie. Defender la licitud de tan terrible realidad es el falaz argumento que esb…

Reflexión sobre el capitalismo

El capitalismo es el lugar común donde la tercera parte de la población vive en la marginalidad, el desempleo abunda y el acceso a la educación superior es restringido. Donde la salud es un lucrativo negocio y en la vejez se llega a ser un estorbo para muchos. Es causa y consecuencia de la violencia, la corrupción, el egoísmo y la falta de empatía. Es el lugar de la libertad para drogarse con alcohol, donde la prostitución se calla con pudor sonrojado, pero a cuyos burdeles la mayoría asiste. El capitalismo se celebra en estadios de fútbol entre gritos enardecidos o con festines de carne de animales inocentes. Se respira en la contaminación de los autos y las industrias. En las calles donde se mira de reojo a las etnias, a los pobres, a quienes piensan distinto. Es arrodillarse ante un puñado de burgueses aguardando las migajas que caen de sus platos, y cual perros rabiosos atacar y morder al pueblo. Es el aviso empresarial de los alucinógenos y las armas, el negocio del terror como f…

Anarquistas de colores

Entonces me encontré con esta gente un poco loca, aquellos distintos, creando su propia paleta de colores para entender el mundo. Saltando en medio de la lluvia, o solazándose en las páginas de un libro. Luciendo sus tatuajes sin rubores, y llevando el cabello pintado de colores. Anarquistas, abrazando árboles y mascotas convertidas en sus hijos. Desparpajados de índigos rotos y viejas camisetas. De Beatles, Queen, Fito Paez, o Rubén Blades. De karaokes con voces destempladas, libres de miramientos sociales. Viviendo entre gentes de múltiples colores, sin dogmas ni paradigmas. Con el sudor en la frente pedaleando una bicicleta o escalando una montaña. Escuchando el alma de la naturaleza, los ríos, y toda criatura viviente. Besando y abrazando sin normas sociales. Partidarios de la igualdad para todos, ajenos al lucro y la superficialidad. Entusiastas, amigables, compasivos. Cantantes, poetas, pensadores, errantes, capaces de disfrutar la simpleza de la vida. Sabiendo que la razón de e…

El arte de vivir

Vive quien viaja  en la excelsitud de la imaginación, y se extravía entre páginas de libros, para encontrar  senderos inéditos de magistral erudición. Vive quien hace gracia de sí mismo,  bailando cual alborozado orate,  al ritmo de una canción. Vive aquel cuyo amor propio  supera el amor del dinero;  capaz de encontrar la riqueza en las cosas simples. Vive el que no se esclaviza, entre lujos y marcas; cuyo mayor orgullo es una vieja bicicleta que  le lleva a todas partes. Vive quien no se afana por la vestimenta, sino por las frases que  declaran su esencia. Vive aquel cuyas pasiones, son el brillo de la libertad entre lunas, soles y atardeceres;  entre cantares de gorriones y volar de gaviotas. Vive ese que no añora nada,  cuya existencia le aleja del trabajo tedioso y las minucias de clases sociales. Vive quien reconoce la riqueza de lo simple y lo básico, quien no corre tras sueños ajenos, tras las falacias de un progreso esclavizante. Vive aquel que sabe que el amor, el agua, el …

La verdad y sus múltiples senderos

La verdad es un terreno de múltiples senderos donde emergen otros nuevos todo el tiempo y, es que la verdad es tan variable conforme cambia de dueño. No es posible encontrar un único sendero hacia la verdad. El universo infinito va modificando todo. No hay ideología ni creencia que abarque la verdad como una totalidad. Una postura política, una creencia religiosa, una ideología económica, son meramente asuntos individuales, no deben ser impuestos a nadie, eso es empequeñecer la verdad. Por ello las religiones han hecho de Dios algo pequeño, por ello el mundo se divide en pequeños territorios llamados pueblos o ciudades; por ello los principios económicos son pequeños e inestables. La verdad no tiene límites, pero usted puede encontrar una verdad que le resulte útil, sin embargo, nadie la va a traer para usted. Tendrá que encontrarla luego de atravesar el sendero que le permite conocerse a sí mismo. 
Germán Camacho López

Dónde, ese lugar

Dónde está ese lugar de la tierra que nadie reclame como suyo, sin fronteras ni división social; tampoco autoridad ni juegos de poder, ideologías, territorio o identidad. Ese lugar sin fanatismos, imposiciones, discriminación y normas por doquier; sin sistemas religiosos ni políticos. Donde no existe el dinero, todo se consigue por medio de intercambio. Y la gente vive la libertad de ser ellos mismos sin ninguna norma que seguir. Un lugar de paz y armonía, sin sufrimiento ni miseria. Donde se está menos pendiente de lo material y se aprende a disfruta al máximo el día a día.
Germán Camacho lópez

Un lugar de paz. amor y belleza

Percíbete a ti mismo, tus emociones y motivaciones, al tiempo que aprecias la profunda conexión con todas las criaturas. Recuerda que la armonía no está solo en ideas afines, sino también en la divergencia y la pluralidad. Es ahí donde surge la empatía. Habla, comparte ideas, pensamientos y expectativas, genera confianza. Entiende a los animales como tus semejantes. Rechaza toda violencia. Reconoce el carácter de los demás al escucharlos. Recuerda que todo es energía: personas, animales y plantas; el planeta es un ser vivo que debe ser protegido. Experimenta ese mundo de vibraciones sumamente enriquecedor: viento, sol, lluvia, montañas, aromas, plantas, sonidos que se conectan generando una profunda paz. Las emociones del mundo son las tuyas propias; las soluciones, respuestas y conocimiento están en ti. Somos armonía, felicidad y risa cuando queremos serlo, cuando conectamos con el entorno, y sus formas de vida. Cuando sabemos respetar esa energía, amor incondicional y pureza. Vive s…